SOLEDAD EN CASA

Por Karol Dayana Gutiérrez Bonilla

Estudiante de Humanidades Lengua Castellana

Colegio Nueva Colombia I.E.D

Reflexión sobre la importancia de escuchar y entender.

20 de julio de 2020  2:15 pm

Una de las cosas más importantes que sentimos los jóvenes, son la cantidad de sentimientos y emociones que vivimos;

la cual nos hacen actuar de manera rebelde y soberbia, qué no, nos llevan a cosas buenas pero es aquí donde vienen las preguntas: ¿Qué sentimientos y emociones transcurren en nuestra mente al vivir estas cosas?, ¿Por qué si nos sentimos mal no acudimos a alguien para que nos ayuden o nos escuchen?, Qué podríamos a hacer para ayudar a un adolescente con rebeldías?, ¿Cuál es la función de la familia en este tipo de situaciones?.

Pues he aquí tu respuesta a tus preguntas, aunque, sea algo extraño y poco complejo los adolescentes solo queremos un poco de privacidad por parte de la familia quizás, estamos en una etapa que creemos que ya estamos suficientemente grandes como para poder resolver nuestros propios problemas, pero no es así. Lo que en realidad pedimos es que nos comprendan, que se comuniquen más con nosotros, que nos dejen cometer nuestros propios errores y que cuando los cometamos tenga la voluntad de escuchar activamente y respetar nuestras necesidades.

Estoy segura de que la función de la familia es enseñarle a sus hijos que sean participe y cuestionen contextos diferentes como: sociales, políticos, culturales etc. Tener en cuenta  valores que puedan construirse diariamente como persona  y/o ser humano. 

Por supuesto que lograr estas cosas  no son fáciles pero con dedicación se puede llegar a lograr una persona más comunicativa y participe con la realidad y todo aquello que nos rodea, por eso es importante tener el respaldo de la familia para lograr nuestros propósitos y no sentirnos solos.

Pero tras largo de los tiempo hemos entendido que la soledad no mata pero envenena, que la felicidad no es la plata si no el conocimiento, que la humildad no es la pobreza si no la sencillez del alma, porque la familia es primero ante toda promesa, lo importante es vivir bien, disfrutar y aprender de todo en la vida, no te encierres ni aísles de una vida bella que te espera allí afuera.